Fiscalidad alquiler por habitaciones

La Dirección General de Tributos ha emitido una nueva consulta (Consulta Vinculante V2810-19, 11 de octubre de 2019) para explicar cómo se deben tributar los ingresos provenientes del alquiler de habitaciones en una vivienda. En términos más sencillos, cuando alguien decide alquilar las habitaciones de su casa, surge la pregunta sobre qué requisitos deben cumplirse para beneficiarse de una reducción fiscal.

El Caso Planteado y la Respuesta de Tributos

Imaginemos a alguien que está pensando en alquilar las habitaciones de su hogar y se acerca a Hacienda para entender qué condiciones deben cumplirse para aplicar la reducción fiscal especificada en el artículo 23.2 de la Ley 35/2006. Esta ley, que rige el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), establece que, en casos de arrendamiento de bienes inmuebles destinados a vivienda, el rendimiento neto positivo puede reducirse en un 60 por ciento. Esencialmente, es una forma de pagar menos impuestos sobre los ingresos generados por el alquiler.

Según la Ley del IRPF, esta reducción del 60 por ciento solo se aplica a los rendimientos que el contribuyente declare. Además, existen otras reducciones del 30 por ciento para rendimientos generados en más de dos años o de manera irregular en el tiempo, con un límite anual de 300,000 euros.

La consulta vinculante se centra en entender si esta reducción del 60 por ciento se aplica al alquiler de habitaciones. Para aclararlo, se recurre a la Ley de Arrendamientos Urbanos, que establece que debe entenderse como arrendamiento destinado a vivienda aquel que recae sobre una edificación habitable cuyo propósito principal sea satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario.

Arrendamientos por Temporada y Casos Especiales

La Ley de Arrendamientos Urbanos también distingue entre arrendamientos para uso distinto del de vivienda, considerando aquellos cuyo destino principal difiere del establecido para vivienda. Se destaca que en los arrendamientos por temporada, ya sea de verano u otra, no es aplicable la reducción del 60 por ciento, según la interpretación de la Dirección General de Tributos.

Sin embargo, hay situaciones especiales. En la consulta vinculante (V1236-18, 11 de mayo de 2018), se determinó que si se alquila una vivienda a un estudiante por un período superior a un año, y esta se convierte en su residencia habitual, la reducción del 60 por ciento sí es aplicable. En este caso, se reconoce que el alquiler va más allá de una temporada y busca satisfacer la necesidad permanente de vivienda del estudiante.

Conclusión: Aplicación de la Reducción del 60 por ciento

La reducción del 60 por ciento en el alquiler de habitaciones se aplicará si el contrato de arrendamiento se ajusta a las condiciones de la Ley de Arrendamientos Urbanos, independientemente de la condición del arrendatario (trabajador, estudiante, etc.). La clave para aplicar esta reducción es asegurarse de que el alquiler esté destinado a satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario.

Para aplicar esta reducción, se debe determinar la parte específica de la vivienda que está siendo arrendada, para calcular la porción del rendimiento neto sujeta a la reducción. En cualquier caso, la reducción no será válida si el arrendamiento se celebra por temporada, ya sea de verano u otra.

Noticias relacionadas